¿Eres capaz de hacer dos cosas a la vez?

Largas jornadas sentados frente a un teclado, mirando la pantalla de un ordenador y atendiendo al teléfono. ¿Te suena de algo? El trabajo de oficina puede ser descansado para el cuerpo en comparación con otros oficios, sin embargo, el mero hecho de permanecer en una posición prácticamente estática durante demasiadas horas al día también conlleva que parte de nuestro cuerpo se vea forzada y otra desatendida.

Para subsanar esta situación los más afortunados sacan tiempo para practicar ejercicio antes o después de la jornada, o los fines de semana. En cambio, otros tienen otra serie de cargas que se lo impiden, o simplemente, han caído en una rutina que les ha alejado del deporte.

Office Fitness es un concepto que viene a ofrecer más actividad a aquellos que ya la practican, y una oportunidad de ejercitar su cuerpo a aquellos que pasan su día en la oficina. El ritmo lo decide cada uno, suave, rápido, de pie, sentado… La filosofía que tiene detrás es simple: posibilita que realicemos una actividad física que antes no hacíamos, o dicho de otro modo, optimiza nuestro tiempo permitiéndonos realizar una actividad física a la vez que trabajamos en nuestra oficina.

Pedalear, subir escalones, alternar entre trabajar de pie o sentado… Office Fitness te abre un nuevo abanico de posibilidades para desengrasar tu cuerpo mientras trabajas tu mente.